Vasodilatadores tópicos para la alopecia

Los vasodilatadores tópicos son unas de las sustancias más habituales en los protocolos terapéuticos contra la alopecia. Fueron desarrollados inicialmente para tratar la hipertensión arterial, dado que tiene un efecto vasodilatador. Este efecto sobre los vasos sanguíneos fue aprovechado posteriormente para tratar la caída del cabello, ya que en los ensayos clínicos sobre hipertensión se observó que los pacientes tratados con este fármaco mejoraban en este sentido.

Actúan por tanto dilatando los vasos sanguíneos que irrigan el folículo piloso y permitiendo que de esta forma lleguen al mismo el oxígeno y los nutrientes que necesita para generar el folículo piloso. Estas sustancias en realidad no hace crecer cabello nuevo donde antes no había, sino que nutren y engrosan el folículo piloso y hacen que el cabello aparezca más denso y poblado. Puede administrarse por vía oral o tópica.

Tratamiento oral

Está indicado para los pacientes con alopecia androgénica que prefieren no aplicar la formulación tópica para no mezclarla con el resto de productos de cuidados del cabello o, simplemente, porque no les gusta el aspecto o la textura que adquiere el pelo cuando aplican la espuma o la loción de minoxidil.

La presentación oral del vasodilatador aumenta la adherencia al tratamiento y mejora la alopecia androgénica de hombres y mujeres. Las dosis que se prescriben son muy bajas, de manera que el medicamento tiene un buen perfil de seguridad. Actualmente se está usando también para tratar otros tipos de alopecia, como la alopecia permanente después de quimioterapia, alopecia frontal fibrosante o efluvio telógeno crónico.

Tratamiento tópico

El vasodilatador tópico puede tener diferentes concentraciones y su presentación puede ser bien en espuma, bien en loción. Se aplica en casa, generalmente por la noche, para poder lavar y peinar el cabello al día siguiente de la manera habitual.

Se trata de un tratamiento muy seguro que únicamente y de manera ocasional puede causar una leve irritación en el cuero cabelludo. Los especialistas suelen recomendar champús específicos para aliviar este efecto secundario.

Puede aplicarse tanto en hombres como en mujeres. Asimismo, puede utilizarse como tratamiento único o combinarlo con otros productos contra la alopecia, como los inhibidores androgénicos o o los bioestimuladores autólogos, según el criterio del especialista.