Clínica Biolaser La Moraleja

Caída del cabello: Puede tratarse de un efluvio telógeno

El aumento de la caída del cabello de una persona es característico del efluvio telógeno.

En este artículo, analizamos las causas, los síntomas, el diagnóstico y el tratamiento del efluvio telógeno.

¿Qué es el efluvio telógeno?

El efluvio telógeno es una forma de pérdida temporal de cabello. Ocurre con mayor frecuente en las mujeres y generalmente se desencadena por una alteración del ciclo del cabello. Es diferente de la caída permanente del cabello llamada alopecia androgenética. El efluvio telógeno a menudo es temporal y el cabello generalmente vuelve a crecer. Las causas que lo pueden originar son múltiples: puede deberse a déficit nutricionales, como por ejemplo una disminución de los niveles de hierro, medicamentos, enfermedades, etc.

El ciclo del cabello generalmente tiene tres fases:

-Anagen o fase de crecimiento.

-Catagen o fase de transición.

-Telogen o fase de reposo.

El efluvio telógeno está asociado con la fase telógena o telogen. Normalmente, del 10-15% del cabello de una persona está en la fase telógena. En el efluvio telógeno, se interrumpe el crecimiento del cabello y esta proporción aumenta. Se puede encontrar que alrededor del 30% de los folículos pilosos pasan a la fase telógena, la fase de reposo y posterior caída del cabello.

¿Cuáles son los síntomas?

El principal síntoma del efluvio telógeno es un aumento en la cantidad de pérdida de pelo de una persona.

¿Cómo se diagnostica?

En primer lugar, se realiza un examen clínico del cuero cabelludo. Mediante el examen clínico evaluamos el grado y el patrón de pérdida de cabello así como la presencia de eritema o descamación, si están presentes. Después del examen clínico, se realiza una tracción suave de un mechón de cabellos para comprobar el desprendimiento del cabello.  

Las biopsias del cuero cabelludo son innecesarias y se pueden evitar mediante el uso de tricoscopia.  La tricoscopia consiste en la utilización de dispositivo a modo de microscopio con luz polarizada. Esta técnica es muy recomendable para detectar si el paciente solo tiene efluvio telógeno, solo alopecia androgenética o una combinación de ambos para realizar un tratamiento adecuado.

¿Cómo se pueden manejar los pacientes con efluvio telógeno?

La primera medida que se debe realizar es detectar la causa que produce el efluvio y corregirla cuando sea posible. Generalmente se solicita un estudio analítico completo con los niveles de ferritina y de hormonas tiroideas.

Se debe explicar a los pacientes que la caída del cabello puede persistir meses después de la corrección de la causa, aunque en menor medida, pudiendo conseguir la normalización hasta 12 meses después de iniciado el tratamiento.

El minoxidil tópico y oral tiene un lugar en el manejo del efluvio telógeno, ya que es un vasodilatador que influye positivamente en la fase anágena del ciclo del cabello.

Los suplementos nutricionales también que contienen aminoácidos, zinc, calcio, hierro, cobre, selenio o ácido fólico también juegan un papel importante en la regulación del ciclo capilar.

El plasma rico en plaquetas es una nueva técnica de tratamiento que puede ser útil en casos seleccionados para promover el rejuvenecimiento de los folículos pilosos, debido a la presencia de diversos factores de crecimiento y moléculas de adhesión celular.

En la Clínica Bioláser La Moraleja contamos con una Unidad de alopecia , con dermatólogos específicamente preparados en Tricología, para tratar cualquier tipo de caída del cabello y ofrecer los tratamientos más avanzados.

Dra. Cristina Pindado

Dermatóloga

Please follow and like us:

Deja un comentario