Clínica Biolaser La Moraleja

  • es

Centro de referencia en tratamientos Láser

Centro comercial el bulevar, Paseo Alcobendas 10, La Moraleja

ACTITUDES Y CONOCIMIENTOS RELACIONADOS CON LA EXPOSICIÓN SOLAR EN NIÑOS Y ADOLESCENTES

Los hábitos de protección solar en la infancia, son cruciales para la prevención de enfermedades malignas de la piel en la edad adulta, ya que un gran porcentaje de cánceres de piel, tienen su origen en quemaduras solares de la infancia.

Es importante conocer y estudiar los hábitos, conocimientos y actitudes relacionados con la exposición solar de nuestros niños y adolescentes, para poder planificar una adecuada campaña de prevención primaria en estas edades.

Según estudios presentados en la XXIII Reunión del Grupo Español de Dermatología
Pediátrica, hasta un 68% de los adolescentes, conocen el riesgo de exponerse al sol en las horas centrales del día y la importancia de protegerse del mismo para evitar enfermedades malignas.
La medida de protección más habitual es la protección solar, usada por 79% de los pacientes encuestados, pero en la mayoría de los casos de forma incorrecta ( sólo para ir a la playa y una sola aplicación), siendo por tanto en ocasiones una medida poco eficaz e incluso asociada a mayor número de quemaduras solares al prolongar el tiempo de exposición.
Concluyen dichos trabajos, que aunque la población infantil y adolescente está cada vez más informada y concienciada sobre la importancia de la fotoprotección, a pesar de ello aún son muchos los que experimentan quemaduras solares en su mayoría por mala técnica de protección solar, convirtiéndose la infancia y la adolescencia en la etapa de mayor riesgo para desarrollar cáncer de piel.

El Dermatólogo debe desempeñar una labor de prevención primaria fundamental a través de los padres y de los niños, fomentando la adecuada fotoprotección.
Al tratarse España de un país tradicionalmente ligado a la exposición solar intermitente, resulta de vital importancia el seguimiento en consulta de Dermatología de cualquier lesión cutánea en niños y adolescentes, para prevenir en el futuro desarrollo de cáncer de piel.

Deja un comentario